Cepillo para fregar de cerda dura · Redecker - CEPILLO PARA FREGAR - [ ble ]

Cepillo para fregar de cerda dura · Redecker

Precio habitual €2,85
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

Cepillo con mango de madera de haya sin tratar, con cerdas rígidas de fibra de Tampico para limpiar sartenes, cazuelas o suciedad más incrustada. 


 

Por su mango alargado permite limpiar vasos a fondo. Es posible intercambiar los cabezales y comprarlos por separado.


Disponible con cerdas blandas.

USO / CUIDADOS

Se recomienda no dejar en remojo, secar al aire y mantener en un lugar seco.

ALTERNATIVA A

Este producto sustituye a los estropajos y cepillos fabricados en plástico.

MATERIALES

Madera de haya sin tratar y fibra de Tampico. 

PACKAGING

Este 100% libre de empaquetado.

FIN DE VIDA

Para el cabezal del cepillo:

  • Retirar las cerdas del cabezal con unos alicates y quitar las grapas de la base de las cerdas.
  • Compostar o depositar  en los desechos orgánicos el cabezal de madera, las cerdas Tampico o Pelo de caballo,
  • Las grapas metálicas con reciclaje de metal o contenedor de rechazo. 

Para el mango del cepillo:

  • Separar las partes metálicas de la madera.
  • Compostar el mango de madera.
  • Reciclar partes metálicas con reciclaje de metal o contenedor de rechazo. 

MARCA / ORIGEN

Redecker es una familia y una empresa. Junto a los "seniors" Jutta y Gernot Redecker, la compañía ahora también es dirigida por los dos "juniors" Felix (hijo) y Jana (nuera).

Sus productos, aparte de bonitos, son prácticos. No se trata de ampliar su oferta, sino de que cada producto tenga una función. Siempre se aseguran de usar recursos naturales y renovables cuando seleccionan sus materiales.

Así Redecker se ha mantenido fiel a su filosofía en cada nuevo concepto de producto desarrollado. También, merece la pena que sepáis que cada producto es revisado con ojo critico y probado por los miembros de la familia y los empleados antes de entrar en catálogo.

PAÍS DE ORIGEN

Hecho en Alemania.