Plástico en tu ropa: algo que quizá no sepas y que es bueno que conozcas


Una cosa que muchxs no sabemos es que la ropa que usamos día a día contiene plástico. Sí, como lo has oído, todo nuestro cuerpo está envuelto en fibras plásticas que hacen que la ropa tenga la apariencia y el color de moda.

Si echamos un vistazo a las etiquetas de la ropa, veremos que en sus materiales lleva poliamida, poliéster, nylon o acrílico. Todas estas fibras se suelen mezclar con otras para dar la textura deseada a la tela.

 

Poliamida, poliéster, nylon o acrílico, son algunos de los componentes plásticos que encontramos en la mayoría de ropa, y que termina en el mar en forma de microplásticos

 

Si lo vemos desde este enfoque, nos puede parecer algo útil y normal para conseguir telas adecuadas para cada prenda. Pero nada más lejos de la realidad, y es que todas esas fibras plásticas que contienen las telas, acaban por generar microplásticos al lavarse.

Estos plásticos apenas imperceptibles, acaban directamente en el agua que la lavadora desechará. De ahí acabarán en potabilizadoras, ríos y en el mar finalmente. En estos entornos entrarán a formar parte de la alimentación de peces y pueden acabar por aparecer en el organismo humano.

Marcas que reciclan los plásticos del mar para generar telas. Un paso adelante

Para solucionar esto, cada vez han surgen más marcas que elaboran telas de poliéster a partir de plásticos recogidos de los mares. Esos plásticos se convierten en telas completamente plásticas. En un claro ejemplo de reutilización de un residuo rescatado del mar. La idea es muy buena, pero es necesario que maticemos algunos puntos.

 

Las telas creadas con plásticos reciclados del mar, son una solución, pero debemos cuidar que sean telas que no se laven a menudo

 

Estas telas contienen microfibras plásticas que  acabarán en el agua de manera mucho más sencilla y rápida, pues ya son microplásticos. Por ello es bueno que se de una segunda vida a los residuos marinos, pero las telas en las que se empleen, es mejor que no sean de lavado frecuente, para así evitar generar microplásticos. Usarlas para mochilas, tapicerías, bolsas para contener alimentos... No para ropa, ya que se lava muy a menudo.

Algunos consejos para reducir los microplásticos de la ropa

Para conseguir reducir estos microplásticos que generamos con la ropa, es mejor seguir otros consejos, y Julio sin Plástico puede ser el mejor momento para empezar a tomar estas medidas:

  • Compra solo las prendas necesarias. Comprar por moda y de manera compulsiva no se lleva, y es contrario con el medio ambiente. Además, echar mano de ropa vintage o de segunda mano es la mejor alternativa. Es Cool y totalmente ecológico.
  • Siempre que podamos es mejor adquirir prendas de tejidos 100% naturales como el algodón, la lana, el lino, seda... Evitemos que lleven derivados del plástico. De este modo no estaremos generando microplásticos al lavar la ropa. Además, los tintes utilizados deben ser naturales, ya que aunque la prenda sea de fibras naturales, si el tinte es plástico, igualmente estemos contaminando.

 

Compra solo lo necesario, utiliza tejidos 100% naturales, lava bien la ropa, usa ropa de segunda mano... Algunos trucos para reducir los microplásticos en el agua

 

  • Mejorar la manera de lavar es esencial para reducir los microplásticos que generamos. Llenar la lavadora al máximo para reducir la fricción de la ropa. Reducir el centrifugado y lavar con agua fría ayudará a reducir los residuos que generamos.
  • Lo mismo que utilizar la secadora, ya que acelera la erosión y descomposición de la ropa, y con ello la eliminación de microplásticos. Por este motivo es mejor que sequemos al aire la ropa. 
  • Cuidar de nuestra ropa para alargar su vida es otra alternativa. Cuanto mejor la cuidemos, en mejores condiciones estará y se eliminarán mejor microplásticos en cada lavado. 

Estos son algunos consejos para que prestemos atención a nuestra ropa, y es que, aunque no lo creamos, la ropa es un agente contaminante del agua muy importante. Es bueno que seamos conscientes de ello y empecemos a adoptar medidas para reducir los residuos que generamos.

 


Dejar un comentario


Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados