Jaque a las botellas de plástico desechables, sustituyéndolas por reutilizables


 

Estamos en la calle y tenemos sed, lo primero que nos viene a la cabeza es comprar una botella de agua, que viene contenida en plástico. A priori parece un acto sencillo, pero detrás de ese gesto se esconde uno de los principales residuos plásticos que desechamos año tras año.

Este mes de Julio sin plástico, en [ ble ] sostenible es posible queremos detenernos es esos gestos que llevamos a cabo sin pensar y que supone todo un veneno lento para el medio ambiente. El uso de botellas plásticas de un solo uso es un claro ejemplo.

Las botellas de agua desechables, un problema que crece

Al año se estima que cada ser humano desecha una media de 10Kg de botellas de plástico, lo que hace que en total generamos año a año más de 10 millones de toneladas de residuos que acaban en el entorno y descomponiéndose en microplásticos.

No olvidemos que estas botellas de agua no pueden reutilizarse, ya que si se rellenan acaban por soltar sustancias plásticas tóxicas para el organismo y nada recomendables. De ahí que representen todo un problema para la sostenibilidad del consumo de agua.

 

Al año cada ser humano desecha una media de 10Kg de botellas de plástico que terminan en el medio ambiente

 

Para acabar con este problema bastará con un sencillo gesto, la adquisición de una botella reutilizable que nos llevemos con nosotros a todas partes llena de agua, para así evitar el consumo de agua envasado en plástico innecesario.

Ahora bien, no tenemos por qué lanzarnos en masa a comprar una botella nueva reutilizable. Seguro que en casa tenemos alguna de metal o de cristal que podamos usar para contener líquidos. 

¿Cómo debe ser la botella reutilizable? 

Si tenemos alguna en casa, lo ideal es echar mano de ella, pero antes de nada, es bueno tener claro que es idónea para el consumo humano, y para reutilizarse. Para ello tiene que cumplir una serie de requisitos:

  • No debe contener sobre todo bisfenol A o BPA, que es un componente que tienen diferentes plásticos derivados del petroleo, y que acaba depositándose en el organismo y siendo nocivo para la salud.
  • Tiene que ser ligera y fácil de llevar. Existen diferentes materiales y tamaños. Lo ideal es hacernos con una que nos resulte cómoda de llevar, para así ponérnoslo más sencillo.
  • Que sea capaz de mantener los líquidos aislados, atemperados y que no se salga el líquido que contiene. Por ello debemos optar por cierres herméticos y seguros.

 

Una botella reutilizable debe estar libre de bisfenol A o BPA. Uns sustancia que contienen las botellas plásticas y que es nociva para el organismo

 

Una vez tengamos esto en cuenta, es fácil tener presente las distintas alternativas que podemos encontrar en el mercado. Nosotrxs nos decantamos por las metálicas, pues conservan mejor los líquidos y son más resistentes. Entre estas podemos encontrar las normales o las de doble capa, que son térmicas y mantienen la temperatura del líquido por más tiempo.

Las de cristal son muy higiénicas y mantienen bien la temperatura, pero son más delicadas y frágiles a la hora de llevarlas con nosotrxs a cualquier parte.

Las de bambú son también una buena alternativa, pero al igual que las de cristal, son delicadas y se pueden romper con facilidad. A la hora de conservar la temperatura no son tan efectivas.

Existen botellas reutilizables de plástico libres de BPA, pero esa opción al fin y al cabo es volver al plástico que poco a poco queremos evitar. 

Una vez conocidas las alternativas, es muy bueno que empecemos a reducir el consumo de agua en botellas de plástico desechable. Ayudar a conservar el planeta está en nuestras manos y debemos ser nosotrxs los que empecemos el cambio en nuestro día a día.


Dejar un comentario


Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados