En busca del Zero Waste


Seguro que para muchos estas palabras ya les son familiares, pero no saben a ciencia cierta a qué se está refiriendo esta expresión. Nosotros queremos ayudaros a comprenderlo mucho mejor. El zero waste o movimiento cero residuo, consiste en eliminar los residuos que generamos diariamente y que hacen que el medio ambiente termine por deteriorarse.

Dicho de este modo parece misión imposible conseguirlo, y es que si nos paramos a pensar, el ser humano es un animal que tiende a la generación de residuos. Lo que buscamos con la filosofía zero waste es reducir dentro de la medida de lo posible, la cantidad de residuos que generamos. Simplemente bastará con sencillos gestos que ayudarán a que seamos más amables con el planeta y pongamos nuestro granito de arena para mejorar su salud.

Hay que tener en cuenta que de media, cada ser humano genera media tonelada de residuos al año. Es importante que tengamos en cuenta esta cifra, ya que partimos de una cantidad muy elevada que podemos reducir. Desde luego que nunca debemos ser radicales y acabar de un plumazo con nuestro estilo de vida, pero sí es necesario que seamos conscientes y tengamos la posibilidad de cambiar algunos gestos cotidianos que nos ayudarán a hacer que esos 500Kg sean algunos menos al final del año.

Cada persona generamos una media de 500 Kg de residuos al año. El movimiento ZERO Waste, lo que busca es reducir esta cantidad enormemente con pequeños gestos que aplicaremos en nuestro consumo diario.

Una de las pioneras de este movimiento fue Bea Johnson, quien decidió adaptar, junto a su marido y sus hijos, sus hábitos de consumo. Su decisión fue volver a consumir como lo hacían sus abuelos y antepasados. Bea consiguió acumular todo el residuo generado en un año en un solo tarro de cristal. Es cierto que es una buena adaptación a los tiempos y a los requerimientos del planeta. Y también es cierto que no todos podemos ser como Bea, sin embargo entender que está en nuestra mano hacer algo nos activa a hacer cambios.

El movimiento Zero Waste lo que busca es concienciarnos de la cantidad de residuos innecesarios que generamos. Son muchos los productos que adquirimos a diario sin reparar en el residuo que van a terminar generando en el medio ambiente. En la mayoría de los casos, el residuo es mayor que el producto y la durabilidad del mismo.

El movimiento Zero Waste lo que busca es concienciarnos de la cantidad de residuos innecesarios que generamos.

Es cierto que nunca debemos ser radicales, simplemente conscientes. Todos sabemos detectar un envase innecesario o fabricado con un material que no es el adecuado. A pesar de todo, existe la excusa de “!Pero si es reciclable!” Efectivamente lo será, pero no siempre el proceso es el más adecuado y tampoco debemos olvidar en la energía que se gasta y lo que contamina un proceso de reciclado. Según el Informe Eurostat del 2016, en España solamente se recicla el 29,7% de los residuos que generamos; el 56,7% acaba en vertederos, y un 13,6% se incinera.

No debemos olvidar tampoco que la fabricación de un producto, aunque sea reciclable, también genera una serie de residuos. Por ello la mejor alternativa es reducir su uso y decantarnos por soluciones más sostenibles y ecológicas.

Todavía la gran mayoría de nuestros residuos acaban en los vertederos, mientras que el resto se recicla o se incinera.

Algún ejemplo sencillo que nos puede servir para concienciarnos es el uso que damos al papel plástico para envolver alimentos. Este papel es de un solo uso y encima no se recicla del todo, con lo que genera un residuo. Por ello es bueno saber que existen alternativas como el envoltorio de cera de abeja, que es reutilizable, lavable, y tiene una larga vida en el tiempo. Con este simple gesto estaremos reduciendo nuestros residuos cotidianos. Nosotros apenas lo notaremos, y para el medio ambiente es un pequeño paso que ayudará a mejorar su salud.

Estos pequeños gestos son los que suman y los que poco a poco nos ayudarán a mejorar nuestro consumo. Como decíamos antes, nunca debemos ser radicales. Desde [ ble ] sostenible es posible buscamos inspirar cambios que nos ayuden a mejorar nuestro impacto.

Nuestra misión es aprender poco a poco. Muchas veces escucharemos que ya no sirve de nada, que un simple gesto no ayudará en nada… Esta afirmación no es del todo cierta, ya que las grandes cosas comienzan por uno mismo. Los simples gestos a la larga nos ayudarán a cambiar las cosas. En esto consiste el movimiento zero waste. Además, poco a poco, nuestra experiencia acabá influyendo en el entorno. Al fin y al cabo consiste en adquirir nuevos hábitos que no alteren nuestra forma de vida, si no que la mejoren.

Muchas veces escucharemos que ya no sirve de nada, que un simple gesto no ayudará en nada… Esta afirmación no es del todo cierta, ya que las grandes cosas comienzan por uno mismo.

Dejar una buena huella en el medio ambiente es más fácil de lo que pensamos, nosotrxs queremos ayudaros a conseguirlo y por ello en otra entrada os contaremos cómo podemos disminuir los residuos que generamos, con sencillos consejos cotidianos.

Mientras tanto no dejes de hacer algo porque creas que no es perfecto,m si sientes que contribuye a reducir tus residuos, adelante, aunque sea un mínima expresión de lo que realmente quieres hacer.

 


Dejar un comentario


Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados